miércoles, marzo 12, 2008

Easter Holydays...

Imagino que todos tenemos un lugar en el Mundo que nos atrae irremediablemente, sin saber bien el porqué.
O, en algunos casos, con la fortuna de, quizás, conocer la razón de esa atracción.

Yo me siento atraída por todos los lugares que no conozco y por la mayoría de los que ya he conocido.
Generalmente me gustan todos los sitios o países que visito, sus gentes, sus comidas, sus museos, sus tiendas y sus paisajes. Siempre regreso a casa con la sensación de haberme querido quedar y con la promesa de hacer todo lo posible por volver. Si que tengo predilección por alguna ciudad o país en concreto pero jamás he estado en algún lugar al que no volvería.
Creo, que nunca se llega a conocer del todo un lugar, ni siquiera ése en el que se vive.

Tengo tantos lugares soñados pendientes de conocer que no sé si la vida me alcanzará a lograrlo.

Pero si hay una ciudad delirio para mí, si hay un lugar con el que sueño desde niña con pisar es New York.

Walt Whitman escribió que la mejor medicina para el alma era cruzar a pie el puente de Brooklyn.
Y todos sabemos que Whitman no regalaba nada.
Cuando yo leía a Whitman era esa época en la que el alma está un tanto turbia y el corazón desbocado, así que imaginar una medicina para el alma y además llena de mástiles, se me antojaba de lo más romántica y novelesca.

Después, he ido buscando yo a New York, cada historia que leía, cada imagen que veía , cada película, cada libro hacían que me enamorara más de una ciudad que no sabía si algún día iba a conocer. Me atrae todo lo relacionado con ella, sobre todo si es en forma de historias urbanas y mundanas.
A veces, era ella la que me encontraba a mí disfrazada de poema, novela, musical o [incluso] serie televisiva. He llegado a conocer cada calle de Brooklyn de la pluma de Auster y los garitos, restaurantes y tiendas fashion de Manhattan de la estela que dejaban a su paso los tacones de Carrie Bradshaw.

A los veinte avisé que los treinta los celebraría en New York. Había que poner una fecha. Pero los treinta llegaron y pasaron sin pena ni gloria. Bueno, con la pena correspondiente, eso sí, pero sin billete de avión a la city. Se celebraron en el Botxo y poco, por la correspondiente crisis de los treinta, que ya ni recuerdo….

Supongo que la tengo idealizada, mitificada y totalmente vanagloriada. Pero también sé que el día que ponga un pie sobre una de sus aceras me sentiré un poco como en casa. Porque son tantos años de soñarla que ya es un poquito parte de mí. Somos también una parte de lo que deseamos.

Ahora, es lógico que no pueda evitar los nervios y cierto temblor en las manos. Ese sudor frío en la nuca que provoca la proximidad del cumplimiento de un viejo sueño. De un viejo destino [o predestino].
Nos vamos a New York este sábado a pasar la Semana Santa. Nuestras últimas vacaciones solos. Pues aunque ella también viene, afortunadamente no paga viaje….

Así que respiro hondo y profundo para decir que por fin…….lo he conseguido!

22 comentarios:

EVA dijo...

Disfruta de ese viaje de retorno a tus sueños. Un beso, hermosa.

Jose dijo...

Qué bonito. Seguro que no te defrauda para nada. Lo mejor es ir recordando cada libro, serie o película por sus calles...

Un abrazo y disfrútalo

Iris dijo...

Pues tiene razón Walt Whitman porque cruzar a pie el puente de Brooklyn...no tiene precio. Pero no sólo eso, sino recorrer esa ciudad de un lado a otro a pie. Yo lo hice en 1.997 (por suerte puedo decir que subí a las torres gemelas) y espero que tú disfrutes, por lo menos, tanto como lo hice yo en su día.

Saludos.

Sonia dijo...

Que tengáis un feliz viaje y haced muchas fotos para enseñarnos alguna luego.
Dicen que la primavera es preciosa en N.Y aunque la primavera es bonita en todos los sitios, no? ;)

Hache dijo...

Siempre regreso a casa con la sensación de haberme querido quedar y con la promesa de hacer todo lo posible por volver.

Me quedo con esta frase. Podría ser mía. Me encanta viajar. Gasto lo que puedo y a veces lo que no puedo en viajar. Y sí, tengo mucho por ver aún. Seguro que me gustará todo. Y también quiero conocer y pisar New York.

Sé que te va a gustar, a Auster le gusta. Disfruta mucho del viaje. Ya le contarás a "ella" que alguna estuvo allí. Mi hijo estuvo en Finlandia, viene de allí. Y le hace gracia escucharlo.

Hasta la vuelta, buen viaje!

Pedro (Glup) dijo...

Guau, que envidia (de la sana).
Oye, viejilla, disfruta.
Pasarlo muy, muy bien.
Y no te marees.
Todos los besos.

Juanjo dijo...

Grrrr, envidia que das. Es uno de esos sitios que me gustaría ver antes de morir.

Ya nos contarás.

Besos y buen viaje.

Arthur dijo...

Mi lugar favorito para volver es a Miami, un lugar que tiene de todo, tiene muchos malls, tiene Miami Beach, y si se me antoja ir a Orlando (a los parques de diversiones), me queda a un paso.

Y es increible pero cierto, yo también tengo muchas fotos de los lugares que visito, pero nunca uno de acá de donde vivo. Ay Dios!

Saludotes, abrazotes y besotes

Sweet Dreams, de todo Corazón:
Arthur

Gusthav dijo...

Buenassss Camille, como soy pobre nunca he salido de Buenos Aires, ni siquiera he llegado a la Patagonia, pero he visto fotos de Arthur en Acapulco, y se ven tan bien, que al igual vos, juro que algún iré allá.

Asíque ya está, Acapulco es mi destino favorito.

Saludos, abrazos y besos

Nice Day, con toda mi Alma:
Gusthav

LOCADEBARNA dijo...

Espero que lo paséis estupendamente en esa ciudad que no sé qué tiene y que a pesar de la locura de tráfico, de ruidos, de luces, de prisas, enamora a todo el mundo.
un beso

Planeta Oli dijo...

Qué irónico todo. Cuando empezabas a leerme, me contabas la envidia que te daba yo; ahora soy yo el que te tiene envidia. Lo que daría por pasar un día más allí.

Sé que has pillado frío, pero también sé que no te habrá decepcionado. Además, Nueva York ya era parte de ti mucho antes incluso de que quisieras ir por primera vez.

Nos vemos,


OLI I7O

TWO dijo...

Me sucede un poco como a ti; soy un turista de lo más complacido y complaciente. Me cuesta muchísimo sentirme a disgusto en un sitio al que llego y siempre tiendo a creer, que en cualquiera de todos ellos, podría sentirme a gusto.

Nut.

Pedro (Glup). dijo...

¿Has vuelto?

almayciudad dijo...

Enhorabuena por tu blog.

Un saludo.

Gusthav dijo...

Buenassss Camille, por acá nos pasó una desgracia.

Please, andáte a mi rincón, lee y dejáme un comment para Arthur, que fue el más afetado por esa desgracia, puede ser?

Saludos, abrazos y besos

Nice Day, con toda mi Alma:
Gusthav

Socrates dijo...

A mi me pasa lo mismo, siempre quiero quedarme más días, me he dejado algo por ver, siempre quiero volver. El problema es que hay tantos sitios por ver. NO es posible volver, antes de volver siempre se me pone por delante otro lugar que no he visto y que me interesa.

Pero Nueva York es diferente, es una ciudad fascinante, no se termina nunca, no duerme nunca, los lugares tan conocidos, la gente, todo tan llamativo, tan extraño y a la vez tan cercano. Me encantó y es el único viaje que se fijo que volveré a hacer. Espero que sea pronto.

Espero que te gustara. Bueno, seguro que te ha gustado.

caminosrurales.blogspot.com

Jordi dijo...

Hola Camille,

El espía de Mahler, ahora en excedencia "blogera", solicita tu ayuda. El próximo martes ,y hasta el jueves, los sinfónicos del Vallés estaremos en Bilbao, apoyando a dos cantantes en un concierto en el Palacio Euskalduna que se celebrará el miércoles, 8 de junio. Será nuestra primera visita a Bilbao. El caso es que, si no es mucha molestia, algunos músicos te estaríamos muy agradecidos si nos pudieras informar sobre dónde se comen las mejores tapas y otros manjares tanto sólidos como líquidos en tu ciudad. Muchas gracias.

PS: ¿ya estudias música?

El espía de Mahler

Pedro (Glup). dijo...

¿Cuanto te falta?
(No, no digo del blog)
Deseo que estéis muy, muy bien,

Sonia dijo...

Va todo bien? Hace mucho tiempo que no actualizas.

Un abrazo

Kelo dijo...

Hace anyos me marche a la costa de Amalfi a buscar un sitio donde Truman Capote se sento una vez. Un viaje completamente irrepetible.
Ojala el NY de tus suenyos sea igual de bueno.

Camille dijo...

Fue mejor de lo soñado..
Ahora mi sueño es volver a NY..

Irma dijo...

Siempre hay que repetir NY... nosotros dejamos cosas sin ver, pero no nos dio pena... hay que volver!!!