lunes, marzo 09, 2009

Rojo...

"De todos los lugares del pasado la memoria prefiere,
en ese amanecer o en esa noche, el rincón donde viven
los antiguos, inútiles futuros,y me levanto de la mesa
de los buenos amigos para abrazarme a lo que ya no existe,
para darle la mano a los remordimientos,
para cruzar por las conversaciones donde se habla de mí,
de la parte más negra del infierno que soy,
de las mentiras de mi nombre, de mi violencia
y mis asesinatos."
(Luis García Montero)


Le llaman El rojo en el pueblo. Tiene apellido judío aunque él jura que por sus venas corre sangre pirata. De los piratas que desembarcaron un día en la playa de Ispaster y violaron a sus mujeres. Así que es una mezcla de judío y pirata. No tiene padre, nunca lo tuvo. Tiene una edad incierta, es delgado, muy blanco, con gafas redondas y perilla de judío. Moreno de pelo y vegetariano. Aunque yo le he visto mordisqueando un fuet, sentado en el banco de madera que hay frente al cine nuevo, mientras su compañera sentimental no le veía. No tiene muchos amigos, pero es de conversación fácil.
Conozco al rojo desde finales de los ochenta. Muchos años atrás, durante una noche de sábado él junto con otro vecino del pueblo y un trabuco de un antepasado suyo, probablemente pirata, robaron la BBK de Ibarrangelu. Se llevaron todo el dinero que encontraron y El rojo lo escondió en su casa. Después, el destino, el transcurso de la investigación y un chivatazo hicieron que en pocos días El rojo y su compinche fueran detenidos. El dinero apareció íntegro escondido debajo de un colchón y el trabuco guardado en el camarote de la vivienda. Todo muy previsible.
Durante el juicio, El rojo confesó que había actuado con la idea de pertenecer a E.T.A y el robo de aquél banco sólo era su pase de entrada a la organización. La banda armada jamás asumió aquél acto pero El rojo pasó de ser juzgado como un preso común a ser juzgado y procesado como un preso político. Los años posteriores llegaron con nombres de cárceles diferentes cada cierto tiempo, por motivos de seguridad. Su compañera sentimental se recorrió cada una de ellas y, mientras, en el pueblo no se podía evitar alguna risa cuando alguien nombraba al rojo.
De aquellos años nunca le he oído hablar. La única referencia que hace de ellos es que, durante unas largas vacaciones, se leyó El sellor de los anillos y De parte de la princesa muerta una y otra vez, a modo de terapia. Suele estar en el bar El Zulo, tomando Coca-Cola light, no bebe alcohol, dando mitines desfasados y anacrónicos que, en su día, le valieron el mote de El rojo.
Junto con su compañera sentimental montó una tienda de máquinas de videojuegos y golosinas, en el local del antiguo supermercado, enfrente de la estación de autobuses. Cuando viene a Bilbao le gusta comer en el Iruña y siempre pide huevos revueltos. Y, detrás de las rocas, cuando no es verano, le puedes encontrar leyendo. Siempre el libro más grueso de la librería y, casi siempre, en su mano un bocadillo de chorizo de Salamanca. El mejor chorizo vegetariano del mundo entero...

17 comentarios:

Pedro dijo...

Decididamente se te ha ido la olla.
Cada día escribes mejor.
Bendita maternidad.

elo-cocina dijo...

Vaya pieza el rojo, pero de tonto no tiene un pelo, elige el mejor chorizo, el de mi tierra.

Camille Stein dijo...

los inútiles futuros... ese lugar es sin duda el preferido de todas las memorias

cuando se relee el pasado en las páginas del recuerdo...

besos

Aldabra dijo...

un tierno relato, porque lejos de disgustarme el rojo me cae bien... me parece un pobre hombre con ideales, de esos que ya no quedan...

biquiños,.

Camille dijo...

Pedro, tío, un respeto, eh? qué es eso de que se me ha ido la olla? que me lo explique, ea!
Lo demás pues no sé si darte las gracias....primero explica lo de la olla...

Elo, es que acaso hay chorizo mejor que ése? los vegetarianos saben mucho ;)

Stein, puede ser...seguro?

Aldabra, la verdad es que es un tipo tierno y nada fiero.

AdR dijo...

Necesito más de esta droga que nos pones :P

Me gusta Pink Floyd.

Besos

El Andariego dijo...

No sé cómo he llegado pero me voy con un buen sabor de boca.
Amenazo con volver.
¡Rayos y truenos!

Lalodelce dijo...

Este personaje me hace recuerdo a Robin Williams en la película "The Fisher King," es estupendo, un loco bonito, claro que con una historia de terror, porque se puso psicótico a causa de un trauma, le mataron a la mujer y los sesos de ésta se desparramaron sobre el pobre hombre, etc.

Y me dieron muchas ganitas de probar el famoso chorizo de Salamanca, cómo te explico.

Hache dijo...

Eh ... mereció la pena esperarte, sentados en un banco de tu Bilbao querido, para un día leer algo así.

Precioso!

;-)

Hipolitta dijo...

Lo pintaste tan bien, que creo conocerlo de mucho tiempo.

Me cae simpático el tipo.

Camille dijo...

Ángel. Gracias. Siempre has sido muy blando conmigo.
Wish you were here es una de mis canciones favoritas. Un beso!

El Andariego, andando, andando se llega a muchos sitios. Gracias por tu visita...

lalodelce jajajaja me encanta tu humor! seguro que te gusta el chorizo de Salamanca. Aunque seguro que en alguna delicatessen de allí lo encuentras. En NY lo vi en Dean & Deluca

Hache, gracias. Fuiste una de las que me incitó a volver ;)

Hipolitta..y si le conocieras?

Kelo dijo...

un buen retrato!

cacho de pan dijo...

acabo de contestar tu comentario en argentino, tan cercana te siento por momentos...

irónico y encantador retrato, gracias

dante de pan dijo...

tienes razón, algún spam me ha tomado el pelo de mala manera...
por algo no quería entrar a facebook

Raúl dijo...

No sé si el personaje es tan encantador como tu retrato lo representa. Lo que sé es que tu retrato, es encantador.

Pd.- Siguiendo los pasos de Kieslowski, podría imaginar qué color será el próximo.

Perla dijo...

Hola, Camille...Un tipo pintoresco El Rojo...te mando un beso.

Camille dijo...

kelo, gracias!

Dante, no te dejes engañar, que la red es muy traicionera...

Raúl, voilá!! graciassssss

Perla, gracias. Un beso!