jueves, junio 28, 2012

Los retos, la vida...


Vive como si fueras a morir
mañana, trabaja como si no
necesitaras el dinero, baila como si nadie estuviera mirando"
Bob Fosse

Hace dos sábados debutó como bailarina J. en un gran teatro, con la escuela de ballet a la que asiste desde hace un año. Se agotaron las entradas apenas dos días después de puestas a la venta.
El teatro a rebosar, sobre todo de padres nerviosos y orgullosos.
A partes iguales.
Se abre el telón. Silencio. En la apertura, doscientas bailarinas de todas las edades perfectamente alineadas, en preciosa formación. Filas casi eternas de tules blancos y medias rosas.
J., una de las dos niñas de más corta edad, en el extremo izquierdo de la primera fila. Su amiga, en la antípoda, extremo derecho de la primera fila.
Suena la maravillosa Cantata 147 de Bach.
Las niñas empiezan a mover los brazos al ritmo que marca la profesora, escondida entre bambalinas.
J. no se mueve. Los nervios la tienen atenazada. Solo acierta a agarrarse del tutú, estrujándolo con sus manitas. Nos mira fijamente, sin apartar la vista. Ni una lágrima. 
Tan sólo esa determinación dibujada en su mirada, que los que la conocemos sabemos, que significa: "no pienso bailar delante de toda esta peña ni de coña"
En ese momento, me invade una emoción muy fuerte que me deja sin respiración durante unos segundos. Sensación de pecho oprimido, de ahogo. Un orgullo inmenso de ver a mi niña haciendo nada, mientras las demás mueven manos y piernas de manera acompasada.
Está aguantando estoicamente, sin moverse, subida a un escenario ante más de mil personas adultas. 
Es ahí, en ese preciso instante, cuando me muero de ganas de abrazarla, de correr a su lado y decirle lo orgullosos que estamos de ella. Lo importante que es para nosotros: baile o no baile. Se mueva o no.

Eres grande, June. Muy grande!




11 comentarios:

Sonia dijo...

¡Qué emoción preciosa!! Seguro que estaba GUAPÍSIMA.

Camille dijo...

Sí, eso sí! Guapa estaba un rato jajaja

Euzkal Zombi dijo...

Escribes muy bien, me ha encantado todo lo que he leido ¿Puedo enlazarte desde mi Blog? Lo he estrenado esta semana pasada.

Oli dijo...

¡Madre mía, qué mayor debe de estar J., después de tantos años que te vengo leyendo (interrupciones aparte...)!

¡Un besico!


OLI I7O

Oli dijo...

¡Recibido!

Pues a ti que te gustan los viajes, mira lo que hice el año pasado... ;o)

http://www.silencioseviaja.com


OLI I7O

Javier garcia dijo...

Se requiere de gran valor, tan solo para subirse a un escenario, ante un público menor o mayormente nutrido. Esa es una cualidad de la que muchos carecemos, y que siempre es elogiable.

Pedro dijo...

Ternura.
Y este abrazo.
Amatxu

Jorditrek dijo...

Una preciosidad de post! Gracias!

Anónimo dijo...

Que valiente!!! Aguantó como una campeona.
Felicidades,seguro que parecia una princesa!! :-D
@bego08

El último samurai bancario dijo...

Esa es la actitud. Hagan lo que hagan los hijos, siempre hay que estar orgulloso de ellos.

Besos Camille.

luishs dijo...

Que bonito Camille!! Me pusiste los pelos de punta, me recordó a mi pequeña Sara hace tres años en una función del colegio, hizo prácticamente nada y se quedo quieta mirando al público, mientras los demás representaban una obra. Un besazo corazón