lunes, octubre 15, 2007

Licencia nostálgica...

EL AMOR DIFÍCIL

Quizá tú no me viste,
quizá nadie me viese tan perdido,
tan frío en esta esquina. Pero el viento
pensó que yo era piedra
y quiso con mi cuerpo deshacerse.

Si pudiera encontrarte,
quizá, si te encontrase, yo sabría
explicarme contigo.

Pero bares abiertos y cerrados,
calles de noche y día,
estaciones sin público,
barrios enteros con su gente, luces,
teléfonos, pasillos y esta esquina,
nada saben de ti.

Y cuando el viento quiere destruirse
me busca por la puerta de tu casa.

Yo le repito al viento
que si al fin te encontrase,
que si tú aparecieses, yo sabría
explicarme contigo.


(Luis García Montero)

3 comentarios:

AdR dijo...

A mí me encanta este trozo:
"...Pero el viento
pensó que yo era piedra
y quiso con mi cuerpo deshacerse"

Que piense el viento me pones los pelos de punta...

Besos

Juanjo dijo...

Bonito y triste.

¿Qué será que encuentro tanta melancolía por tantos sitios? Quizá sea el viento, que se lleva y trae tantos recuerdos.

Esta licencia nostálgica que te permites, ¿es preludio de nuevos placeres gastronómicos y/o culturales?

Jose dijo...

Me encanta L.G. Montero y así ha sido como he llegado a tu blog.

Veo que también devoras a Auster y Murakami...

Muy buen gusto!

:-)