jueves, junio 07, 2007

Cerezas de temporada..

Sucede que me canso de ser hombre.
Sucede que entro en las sastrerías y en los cines
marchito, impenetrable como un cisne de fieltro
navegando en un agua de origen y ceniza.
(Neruda)

Puedo decir casi con total seguridad que la cereza es mi fruta favorita.
Me gusta su color, su textura y su sabor.
Su brillo.
La explosión en la boca de su carne jugosa.
Su olor.
La cereza es la antesala del verano.
Es la puerta a los primeros calores.
Es la risa de las noches con brisa y sin prisa.
Es la luz de la ensalada del mediodía, la pasión del chocolate en el postre y el sueño de la siesta en los primeros recuerdos.
Unos primeros recuerdos que Yanira , lamentablemente, no va a tener. Cuál es el mecanismo que se rompe y que conduce a cometer un acto tan salvaje y tan lleno de violencia a alguien aparentemente normal? De verdad se rompe o es algo que está ahí de antes, escondido?.
Qué ocurre en ese momento?.Qué tipo de trastorno es el que distorsiona la realidad hasta el punto de hacerle tantísimo daño a un ser tan indefenso y tan dependiente e inocente como lo es una niña de dos años? una niña que es su hija?. Lo han diagnosticado como un brote psicótico originado por el estrés. Dónde está esa bisagra que abre la puerta a la más pura locura?. En qué punto se encuentra la manivela que es capaz de darle la vuelta a la cordura?. Dónde esa brújula que pierde descontroladamente el rumbo?
Esta noticia me ha producido miedo. Últimamente las noticias me producen un desasosiego físico. Y frío, mucho frío...

2 comentarios:

delantal dijo...

es tristísimo
desafortunadamente un cambio trágico de la química cerebral, una alteración grave de neurotransmisores y un hombre deja de ser el que fue.
es tristísimo.

Pedro (Glup). dijo...

Cuando lo leí el otro día me quedé helado.
Pobre niña.
Y pobre hombre, tener que vivir el resto de su vida con ese atroz remordimiento.
Ay.