domingo, junio 10, 2007

Vil Vaho...

Una mañana de domingo desganada y ruidosa nos ha empujado a la calle tras el desayuno, huyendo del bricolaje de la vecina de arriba y de los gritos de los padres de los niños que viven al lado.
Buscando el sol, hemos atravesado el pequeño edén instalado junto al Arriaga y nuestros pasos nos han llevado al Arenal y a su feria del libro instalada entre los tilos.
Me ha caído en la mano un libro curioso, Bilbao verso a verso...

Vil Vaho
(El Descomedido)

Para Jon Juaristi

Barka bezaidate
Nork bere begiekin ikusten ditu gauzak.
Gabriel Aresti

Bilbao, ciudad como una chica fea
Nos ata algo peor que un embarazo:

Sé que acercas a mi cuello un lazo
Y a mi pira una tea que gotea.

Bilbao, sabes que eres la azotea
Donde, si me asomo, acaba el plazo:
Si me asomo sé que me despedazo
En ti:madre, fulana, melopea,
Magdalena, bruja...Molesta miel
De jugar a médicos y enfermeras
Cuando el paciente nunca resucita.

Bilbao, hongo que nace en mi piel,
Que se infecta y cría plañideras
En mí, siendo mi amor.
Bilbao maldita

(Iñigo García Ureta.
De Dirección en la derrota)

9 comentarios:

Juanjo dijo...

No insistas. La ciudades malditas me atraen, y más si reparten sidra y queso.

delantal dijo...

amor odio
como Cernuda y Sevilla

Pedro (Glup). dijo...

Que alguien llame a Bilbao “ciudad maldita” sea en poema o en comentario me pone en un estado de irritabilidad cercano al sarpullido. Que me ciego, vaya.
Que puedo regalar sidra, queso y patxarán si no vienen.

Por cierto, Camille, los martes un coro de txikiteros suele cantar en el Iñaki (a eso de las 9) y en el Rótterdam (a eso de las 9,30). Son bastante buenos y si están “cocidos” más.
Ah, en el Iñaki, abundantes raciones de chorizo y/o morcilla sin más interés gastronómico que quitar el hambre y hacer base para los vinos (cosechero), que no es poco. En el Rótterdam, esquivar los comentarios hirientes de Javi a los parroquianos. ¿Te has fijado que en el Casco hay pocos tasqueros simpáticos? La mayoría son unos bordes. La palma se las llevan las del Basaras (sí, la de las antxoas).
Otro día hablamos de Prada a tope.

Camille dijo...

Juanjo cuando repartan queso sssssshhhh no se lo cuento a nadie ja ja ja

delantal, me encanta Cernuda.."voy a morir de un deseo, si un deseo sutil vale la muerte.."

Blas de Otero también la llamaba...
Es la herencia de Byron, Verlaine, Rimbaud y el resto de la cuadrilla..todos somos un poco malditos.. y ella no iba a ser menos ;)

Los camareros del café Bilbao en la Plaza Nueva son encantadooooores siempre, en cualquier circunstancia.
Cuál es el Iñaki, Pedro? Vale..hoy es martes. No serás uno de ellos, no? ja ja ja

Pues el que ha montado lo de Prada a Tope es el mismo tipo que tiene..ay como se llama? en la calle jardines..un sitio que es todo cristalera y tiene menús de continuo? jope no me sale el nombre. El dueño es el mismo. Y no me gusta nada de nada. Compra en la misma frutería que yo. La fruta es buena pero él es malísimooooo

BocaDorada dijo...

Vamos a ver, que me pierdo. ¿El de Prada a Tope no es el este hombre que vende productos del Bierzo? ¿El restaurante al que os referís, es el nuevo de la calle Santa María? ¿Puede ser que sea una franquicia? Si es una franquicia, ¿Quién decís que lo ha puesto, el que es dueño de un montón de locales en el Casco Viejo? Ummm, es que me cuesta procesar.

Camille dijo...

Prada a Tope es una franquicia, sí. Su dueño tiene otro restaurante.

El que dices tú, bocadorada, es el del Sasibil, Bukoi, Berton y el de los cocktails.

Pedro (Glup). dijo...

Vale, admito los camareros del café Bilbao, es cierto.
El Iñaki está en Barrencalle Barrena.
No, canto bastante mal, además al tercer pote me mareo.

Lo del Prada a Tope es una franquicia, tienes razón, también las he visto en Madrid.
El año pasado, en agosto, pasé por Ponferrada (haciendo el camino de Santiago) y conocí a este tal Prada. Es un tipo singular, tiene allí montado un hotel muy interesante en una casona antigua con una muy bonita decoración. También cené muy bien en otro local que tiene en Cacabelos, un pueblo de al lado.

¿Ves? Hasta los dueños de las tascas son malos (ahhhh, lo has dicho tú)

Camille dijo...

Este (dueño de restaurante) en concreto, llama la atención por la calle con su cara triste y avinagrada. Daría para escribir sobre él... un curioso personaje. Pero ahí está..con dos negocios ya (que yo sepa) y los dos con éxito.

Ayer(martes)recogí un catálogo de telas, compré unas salchichas para la cena y me fui a casa, a ver House. Nada de bares en martes ;)
(Rojo llevaba el cinturón y las bailarinas)

Pedro (Glup). dijo...

¡Que pena!
(Estaba muy maciza)