jueves, mayo 31, 2007

Ensalada de rúcola...

Pienso, camino largamente, mi vida antes de ti.
(Neruda)
La rúcola me recuerda a los juegos de la infancia, cuando jugábamos a tiendas y tenderos. Recogíamos hierbajos que se convertían en filetes, flores que pasaban a ser frutas y con agua y tierra preparábamos batidos que luego nos compraba algún niño con piedras como moneda de cambio. La rúcola se parece mucho a aquellos filetes-hierbajos.

Dónde ha estado metida la rúcola tantos años que yo apenas hace tres que la conozco?

Su sabor intenso, algo amargo y delicadamente picantón, me tiene enamorada desde que la descubrí. Aliñada con oliva y aceto balsámico es un manjar. Pero también se integra bien con platos tibios o calientes como pizzas, risottos, salsas, bruschettas, cruda o ligeramente cocida, ya que no soporta una cocción prolongada.

Jamie Oliver es un forofo y prácticamente la usa para todo el tío.
De origen italiano, ya se usaba en ensaladas en la Antigua Roma. También llamada rucula, rucherra, rughetta, ruchetta, ruca, según las especies y los dialectos, su nombre científico es eruca sativa. En Grecia fue citada por Dioscórides en el libro De Materia Libre Quinque, donde era recomendada para problemas digestivos. Los griegos la consideraban afrodisíaca y la utilizaban en fórmulas que incluían además sus jugos y semillas. Puede tener hojas dentadas o lisas, pero siempre es olorosa y acidulada.
En Londres la comimos en bocadillo de pan caliente con queso de cabra, pimientos de tres colores y mermelada de frambuesa.
Riquísimo !!
En la foto en ensalada con tomate Raf, queso de rulo de cabra, aceite de oliva, aceto balsámico de Módena y caviar. Ya sabéis para dar salida a ese caviar iraní y beluga que se nos amontona en la nevera.
Si no sois del mismo centro de Bilbao podéis usar el sucedáneo, no es lo mismo pero...

martes, mayo 29, 2007

Previously on lost...

Todo empezó hará cosa de un año. Yo había oído hablar de Perdidos. En Madrid, en el metro, las vallas publicitarias le dedicaban estaciones y estaciones al póster de la serie. Me intrigaba pero no había coincidido nunca con ella, ni siquiera sabía cual era la cadena que la pasaba.

Así que cuando hace un año TVE1 anunció que empezaba la segunda temporada allí estaba yo dispuesta en el sofá. Como primer capítulo dieron un resumen de la primera temporada para poner al día a los recién enganchados. Nunca mejor dicho. En ese primer doble capítulo me enganché. Olivier en ese momento no mostró interés, pero al tercer miércoles se vino al sofá para ver qué era lo que había conseguido dejarme muda por espacio de dos horas (yo no callo ni debajo del agua). Se enganchó. Ya éramos dos. Parecíamos drogadictos esperando la dosis Esperando al miércoles, hasta que TVE nos la lió. Puso el capítulo 9 antes que el 8 y el 10 y el 11 se los guardó.

Nosotros ya no podíamos esperar a que una cadena tan poco seria nos quitara el mono, así que recurrimos a Internet. Terminamos de ver la segunda temporada y nos bajamos de internet la primera temporada al completo. La vimos desde el principio. Nos bajamos la segunda temporada también y la volvimos a ver. Ya habíamos entrado en bucle. Esta serie nos produce ansiedad. Afortunadamente, parece ser que somos legión los adictos a Lost. La tercera temporada la acabamos de terminar de ver. Aquí, ni siquiera la han empezado a dar. La Fox la emitía en EEUU los miércoles, los jueves ya estaba colgada en Internet. Una pareja de chicas catalanas la traduce ese mismo día. Otra persona (Astur83) recibe el texto con la traducción y lo integra en el capítulo. Se sube a la red y todos los yonquies lo podemos ver en casa el viernes. Un trabajo de locos. Ellos ni siquieran se conocen. Yo adoro a astur83 (sea quien sea) por hacernos felices. Hace poco leí un artículo sobre ellos. Somos muchos los que los adoramos. Hemos visto los capítulos en versión original y es mucho más intensa. Nada que ver el "En anteriores episodios..." con el "Previously on Lost..." con esa voz tan gutural de los yanquies.
Pero, ahora la tercera temporada ha acabado. Hay que esperar a enero del 2008 para saber qué pasa con Jack y con Sawyer y con Kate.
Hay alguien más enganchado? Alguien la sigue?

lunes, mayo 28, 2007

Bye Bye Glamour...


Pues aquí andaba yo perdida (además de haberlo estado físicamente unos días) con el testigo del meme que nos ha endiñado Carmen. Ni siquiera sabía yo lo que era un meme. Pero como soy muy obediente y después de ver el blog de Juanjo, creo haber entendido lo que había que hacer. Hacer una fotografía de nuestras zapatillas de estar por casa. Pues bien, a riesgo de perder totalmente el glamour que puede aportar el anonimato de un blog, ahí van las mías. Calentitas, de la marca Nórdicas y como podéis apreciar conjuntadísimas con los complementos (en este caso una alfombra) de la casa...
La pose es estudiada, así que, por favor, que no se corran rumores de que soy zamba ni nada por el estilo..
En el verano uso chanclas pero me niego a sacarme foto hasta que me pinte las uñas de los pies, algo de glamour me tiene que quedar, por dios !!!
Hala!

lunes, mayo 21, 2007

Titanio, acero y naturaleza muerta ...


Entre bruma, sirimiri, humedad y algún que otro relámpago, el Guggenheim abrió sus puertas puntualmente a las diez de la noche este sábado diecinueve de mayo para celebrar La noche de los museos.
Esa noche, la oferta cultural en Bilbao era amplia, The Who en el BEC, el Athletic se jugaba la vida en San Mamés y un Dj de Ibiza ponía música en Le Club, así que fuimos tan afortunados de disfrutar de una noche en el Guggenheim con muy poquitas personas. La música a cargo del Dj Mauri y Miss le Bomb, una alemana menos exhuberante de lo que uno imagina con ese nombre artístico.
Los Tulipanes de Jeff Koons, el papá de Puppy, instalados en la terraza, son la nueva adquisición como obra permanente del museo. Estrátegicamente situados y mirando a la ría, iluminan con su acero de alegres y brillantes colores un paisaje totalmente monocromático.

Nos enamoramos de la obra de Anselm Kiefer, un alemán afincado en Barjak, una pequeña villa de Francia, cerca de Avignon, en una antigua fábrica de gusanos de seda. Nos llamó mucho la atención este dato porque al ver la obra tan inmensa en el Atrio imaginábamos que debía de pintar en algún tipo de nave industrial porque estaba hecho de un sólo lienzo y no de retazos. Pero al saber que era una antigua fábrica de seda y ver las fotos aún nos maravilló más la personalidad de este artista. También vimos una entrevista que le habían hecho y nos pareció gravemente carismático y exquisitamente neurótico. Contaba que cada persona está dotada de un aura celestial, que las grandes batallas navales ocurren cada 317 años...
Un centenar de obras de los últimos diez años están expuestas en diferentes salas hasta el 3 de septiembre. En el tremendo atrio del museo una tremenda obra hecha expresamente para él. Monumental. Trágica. Impactante.
“Mis obras son muy frágiles y no tan sólo en el sentido literal. Si las colocas juntas en las circunstancias equivocadas, pueden perder completamente su poder”

La exposición, comisariada por Germano Celant, Curator Senior de Arte Contemporáneo del Solomon R. Guggenheim Museum de Nueva York, presenta obras pertenecientes a colecciones públicas y privadas, a la Colección del Museo Guggenheim Bilbao y a los fondos del propio artista. Esta muestra conjuga el poder emocional de las creaciones de Kiefer con el edificio de Frank Gehry, logrando que el espectador se sumerja en un espacio creativo, donde los grandiosos trabajos de este artista brillan con luz propia. Una de las particularidades es un desolado paisaje de invierno de escala monumental, creado especialmente para el Atrio del Museo, cuya verticalidad —15 metros de altura— interactúa con el singular espacio creado por Frank Gehry.
Anselm Kiefer nació en 1945 en Donaueschingen, al sur de Alemania. Reconocido internacionalmente como uno de los más importantes creadores de nuestro tiempo, su producción se inicia a finales de los años sesenta, cuando decide abandonar los estudios de derecho para dedicarse a su verdadera vocación, el arte, en el año 1966. Su producción de los años setenta y ochenta gira en torno a la mitología, la historia, la religión y la simbología alemana, temas que el artista investiga profundamente y que utiliza de forma recurrente en sus obras como medio para evitar el proceso de amnesia colectiva ante las brutalidades y tragedias históricas de una Alemania desmembrada por la Segunda Guerra Mundial y en plena lucha por la restitución de su identidad como país.
De esta forma, la cábala, los nibelungos, Adolf Hitler, el músico Richard Wagner o el arquitecto del nazismo, Albert Speer, son referencias comunes en su obra de este periodo que ha sido considerada un auténtico “teatro de la memoria”. Sus trabajos, en los que se fusionan la pintura, la escultura o la fotografía, mediante técnicas como el collage y el asamblage, subrayan la solemnidad y la naturaleza trascendente de su contenido no sólo por sus cualidades táctiles, sino por la violencia de su pincelada y la opacidad que transmite una paleta de colores casi monocroma, mezclada con materiales poco ortodoxos y endebles como plomo, alambre, paja, yeso, barro, ceniza o polvo, o flores y plantas reales, en contraste con la transparencia de su significado. A comienzos de los años noventa, Kiefer, tras una serie de viajes por el mundo, comienza a explorar temas más universales, todavía basados en la religión, los simbolismos ocultos, los mitos y la historia, pero centrándose ahora más en el destino global del arte y de la cultura, así como en la espiritualidad y los mecanismos y misterios de la mente humana.
La muestra que presenta el Museo Guggenheim Bilbao está organizada temáticamente tomando como base, además de las religiones y la mística, la filosofía, la ciencia, la naturaleza o la alquimia, sus referencias literarias y poéticas, desde la filosofía de Martin Heidegger (1889–1976) y Friedrich Nietzsche (1844–1900) y los escritos de Paul Celan (1920–1970), Jean Genet (1910–1986) o Ingeborg Bachmann (1926–1973), hasta la música de Richard Wagner (1813–1883), figuras a través de las que cuestiona y aborda aspectos fundamentales de la experiencia y condición humana. La selección de obras realizada resalta especialmente las intervenciones monumentales de Kiefer, es decir, aquellas obras que el artista concibió para lugares concretos cargados de referencias históricas, religiosas o culturales, entre las que se encuentra su propio estudio en Barjac, estableciendo una fuerte interacción con la arquitectura.

viernes, mayo 18, 2007

Y dale con el dulce..

La otra noche vinieron a cenar los Murphy a casa y les preparé de postre una mousse de chocolate blanco belga al licor de naranja.
Está decorado con mini rosas naturales comestibles, una hoja de menta y sirope de cereza salvaje.
No me pude resistir a comprar ese sirope al leer en la etiqueta lo de wild cherry.
Imaginé como las cogían a lazo desde un caballo mientras las pobres cerezas corrían despavoridas...

miércoles, mayo 16, 2007

Si yo fuera alcalde...

Partido del Karma Democrático
(De Wikipedia, la enciclopedia libre)
El Partido del Karma Democrático (PKD) es un partido político de corte humorístico de la provincia de Vizcaya, País Vasco, España.

El partido nació alrededor del fanzine humorístico Karma Dice que se elabora en Vizcaya, a cuyos creadores se les ocurrió que la mejor manera de ridiculizar a los partidos políticos serios del panorama político vasco era la creación de un partido surrealista que hiciera del absurdo su bandera.

Para ello fundaron el PKD, un partido registrado legalmente que se presenta a las elecciones Generales, autonómicas y municipales desde el año 2000. En las últimas elecciones autonómicas de la Comunidad Vasca de 2005 no participaron.

Sus principios fundamentales son el fomento del humor como modo de vida, la reivindicación del tapeo y de las comidas y cenas como instrumento de participación de la ciudadanía en la política, el amor libre como instrumento de pacificación y la condonación de la Deuda Externa del Tercer Mundo.

Su más conocido eslogan fue: "PKD el voto inútil. El voto como tú."

Su líder es el humorista Bosco San Martín, más conocido como Bosco el Tosco.

Han solido obtener varios miles de votos en cada ocasión. En las elecciones municipales de 2003 consiguieron más de 1000 votos para la alcaldía de Bilbao.

martes, mayo 15, 2007

Aunque tú no lo sepas

Aunque tú no lo sepas
me he inventado tu nombre
me drogué con promesas
y he dormido en los coches.

Aunque tu no lo entiendas
nunca escribo el remite en el sobre
por no dejar mis huellas.

Aunque tú no lo sepas
me he acostado a tu espalda
y mi cama se queja
fría cuando te marchas.

He blindado mi puerta
y al llegar la mañana
no me di ni cuenta
de que nunca estabas.

Aunque tu no lo sepas
nos decíamos tanto
con las manos tan llenas
cada día más flacos.

Inventamos mareas
tripulábamos barcos,
y encendía con besos
el mar de tus labios.

viernes, mayo 11, 2007

Las trufas del Botxo...

El Bilbao de 1852 se extendía poco más allá de los contornos del Casco Viejo. En la calle Bidebarrieta, precisamente la misma en que vivía junto a su familia y en el año antes mencionado, abrió Ildefonso Arrese su primer comercio.
La especialidad de aquella tienda de comestibles eran los dulces de elaboración propia, los cuales alcanzaron tal éxito entre la gente de la época, que no tardaron en convertirse en el único producto a la venta.
El negocio de Arrese creció a la par que lo hacía la ciudad. Ésta se extendió hacia el otro lado de la ría, hacia Abando.
Desaparecieron los tranvías de tracción animal que dejaron paso a los movidos por electricidad, la cual sirvió también para iluminar la ciudad de una forma desconocida hasta entonces. Se crearon bancos, navieras, empresas mineras, de fundición de acero.
Arrese, favorecida por la edad de oro de la economía vizcaína (finales del XIX, principios del XX), fue abriendo tiendas en los principales puntos de la ciudad.A la primitiva de Bidebarrieta se sumaron, paulatinamente, la de Atxuri, la de la calle Estación (actual Navarra) y la de Gran Vía, la más joven, abierta en 1923. El local de la calle Estación era, además de pastelería, un acogedor y elegante salón de té.Adicionalmente, en Iralabarri, se abrió una magnífica fábrica de toffes de reconocido prestigio en aquellos años.La guerra de 1936-37 marcó el declive del negocio. La sociedad sufría las secuelas inherentes a la guerra: desolación, racionamiento, escasez de materias primas, incertidumbre,... Los tiempos eran otros. El coqueto salón de té fue incautado para instalar un comedor de auxilio social. Años después, tras su devolución, la situación económica ya no permitió su reapertura.Los difíciles momentos obligaron a dividir el negocio entre las diferentes ramas de la familia, lo que sólo sirvió para ir cerrando una a una las tiendas y la fábrica. La excepción fue la de la Gran Vía, que aguantó, por fortuna para la ciudad, aquellos años de penuria.Esta emblemática tienda nos muestra aún hoy muchos de los encantos de su época dorada, desde la decoración, que se mantiene inalterable en sus principales elementos, especialmente el soberbio mostrador de mármol, hasta lo principal: sus dulces, elaborados de manera artesanal con la misma calidad que les dieron la fama.Hoy en día, ya en este siglo XXI, Dña. Carmen Orueta Arrese, sigue la tradición familiar, ofreciéndonos los productos de siempre: las trufas de chocolate y nata, la tarta de espinacas, los rusos, los pasteles de arroz, las espectaculares pastas de té y los clásicos bollos de mantequilla.
Todo un lujo.
Dedicado a Herr Direktor. (Un nuevo bilbaíno de adopción viviendo en las afueras...)

miércoles, mayo 09, 2007

Dulzura intemporal..


Cuando se dobla la esquina para entrar a la plaza de la Encarnación, no importa cuantas veces se haya hecho antes, uno pierde el habla por un momento. Delante se alza majestuosa la Iglesia de la Encarnación, una iglesia desconocida para muchos bilbaínos pero con un carisma impactante. El ocre de sus ladrillos refleja el sol con una perfección casi mágica e inunda de luz la plaza. El almendro que se encuentra junto a la fuente no sé por que extraña razón siempre está florecido. Sus campanas alegran las mañanas de domingo. Organizan conciertos sinfónicos y tienen el único Museo Diocesano de todo Euskadi y parte del extranjero.
Se puede pedir más? Se puede.
Este fin de semana organizan la cuarta edición de los Dulces de Conventos y como es de bien nacido ser agradecido le agradezco a mi amiga Lenna la información del evento porque yo viviendo justo al lado no me había enterado [aún].

Dulces de convento
En el tan bello como desconocido marco del Museo Diocesano de Arte Sacro se va a celebrar entre el 11 y el 13 de mayo la cuarta edición del encuentro “Los Dulces del Convento”, que tanto éxito tuvo en años precedentes.
En el bello claustro de la Iglesia de la Encarnación se instalarán más de cuarenta mesas con dulces productos representativos de otros tantos conventos y monasterios.Tradición secular mantenida en el interior de las paredes monacales que ahora salen a la calle en busca de un público ávido, y cuyos ingresos sirven para mantener a muchas de estas instituciones en sus reglas estrictas. El año pasado fueron 32 los conventos de clausura asistentes, que este año aumentan hasta los 40, entre los que destacan la presencia de los licores de Chartreuse (Francia) y los productos de cosmética y cuidado personal de las benedictinas de La Chantelle (Francia). Una edición ampliada para ofrecer una mayor variedad de productos. Todos los ofrecidos en “Los Dulces del Convento”están elaborados a mano por religiosos y religiosas de clausura; en su mayoría partiendo de materia prima procedente de sus propios huertos, y con recetas y técnicas absolutamente artesanales. El claustro del antiguo Convento de la Encarnación, junto a la Estación de Atxuri, llegada de Eusko Tren y del Tranvía de Bilbao, acogerá este mercado de repostería y artesanía en los monasterios de clausura que el año pasado recibió a más de catorce mil visitantes. El Museo Diocesano de Arte Sacro, organizador del evento, destaca entre otras presencias novedosas, los dulces que siguen recetas marroquíes y mejicanas, una amplia variedad de mieles y un incremento del número de licores y vinos elaborados por monjes. El objetivo de esta iniciativa es abrir una parte de esos recintos de acceso restringido: los conventos y monasterios de clausura. Los ingresos obtenidos por estas ventas sirven para mantener la vida de estos lugares y algunos lo envían a hermanos y hermanas de sus órdenes que mantienen misiones en países desfavorecidos.

(Texto extraído de http://www.bilbao.net/)

martes, mayo 08, 2007

Smorgarsbord...


El sábado a la mañana, aprovechando el diluvio que cayó en el Botxo, fuimos al Ikea a hacer unas compras que teníamos pendientes. Se nos hizo tarde [ como siempre que vamos] y ya era casi la hora de comer cuando acabamos, así que nos pasamos por la tienda sueca que tienen allí mismo a comprar provisiones. Olivier estuvo un tiempo trabajando en Estocolmo y le encantan cuatro cosas de allí, aunque él dice que cuando vivía allí apenas las apreciaba.

Las cuatro cosas que le gustan, literales, son: los trozos de arenque, las huevas de bacalao, el salmón y el pan sueco.

Además compramos albóndigas, salsa y mermelada de arándanos rojos. Reno ahumado en lonchas. Mostaza dulce sueca. Queso. Patatas fritas con eneldo. Pepinillos agridulces y unas trufas de chocolate con coco para el postre.

Y con todo eso hicimos un smorgasbord, que no es otra cosa que un buffet escandinavo que se estila mucho por allí en celebraciones y días especiales. Diferentes salsas con diferentes pescados, sobre todo arenques, en cuatro versiones al menos, y salmón ahumado noruego. También patata cocida aliñada con aceite de oliva y eneldo.
Se dispone sobre la mesa y cada invitado va sirviéndose y combinando los ingredientes a su gusto .Todo ello "regado" con eneldo, que debe de ser como para nosotros el perejil o para los mejicanos el cilantro, porque hasta las huevas de bacalao llevan eneldo.
A mi, a excepción del salmón, no me hace mucha gracia lo demás. Los sabores son muy parecidos todos y no me convencen, demasiado agridulce.
Las albóndigas son un poco plasticosas, prefiero mil veces las albóndigas españolas con su salsa ídem.

viernes, mayo 04, 2007

Nos hizo falta tiempo...


Hay una serie de indicios que hacen ver que ya nos hemos hecho mayores, pero el más evidente de todos es cuando se acerca el fin de semana y toca hacer planes.

Ahora el plan más salvaje es cenar en un mejicano y el toque salvaje lo pone el chili, que ése si que no entiende de edades.

Ayer estuvo Luis Miguel en el BEC, el Bilbao Exhibition Center (que en realidad está en Barakaldo, pero todo el mundo sabe cómo somos los de Bilbao)

Yo soy superfan de Luismi desde peque, pero no encontré a nadie que me quisiese acompañar, ni siquiera mi Olivier me apoyó. Me grabó en el Ipod tres discos de Luismi y se lavó las manos cruelmente. Hasta la misma tarde de ayer estuve esperando un milagro, pero nada. Luismi vino a Bilbao por primera vez en su vida, cantó, triunfó y se fue.

Sí, podía haber ido sola, también es verdad. Pero no me sentí con fuerzas, si voy sola a ver a Luismi me hubiera sentido obligada a tirarle las bragas al escenario y hubiera sido un poco violento entre seis mil personas de las que cinco mil novecientas noventa y cuatro probablemente fueran mujeres con la misma idea. Los otros seis seguro que eran esos maridos tan estupendos, tan buenos y tan dóciles que tienen algunas. Algunas seis, más bien. Mi Olivier siempre me dice, para consolarme, que la hierba siempre crece más verde en el jardín del vecino. Nosotros no tenemos ni jardín, pero creo que le entiendo.

Ayer llamó Lenna (con dos enes), nombre ficticio, of course! para proponer ir al BEC el sábado para ver a Dover, Coti y la Oreja de Van Gogh. Planazo, ejem...

Ahorita mismo está cantando Luismi-contesté yo inocentemente y sin ninguna intención de hacerle sentir culpable.

Pero estoicamente dije que si había que ir, se iba. Mente abierta que tiene una. No como otros.

El marido de Lenna finamente dijo : "que me meo" cuando se le propuso el plan.

Hoy he llamado a Lenna emocionada porque actúan los Burning en el Antzokia, en Bilbao, pero esta vez en el mismo centro. Es un café-teatro que antes era un cine. Es un clásico ahora y lo fue entonces.
Hombre ! Los Burning, ésos hay que verlos!

Jope! que recuerdos del pelo largo. De teloneros unos argentinos que están pegando muy fuerte, ahora no me acuerdo cómo se llaman pero deben de ser mega famosos. Bueno, ella tiene buen conformar, eso hay que reconocerle y le ha parecido fantástica la idea. Pero es que su marido está en plan friki y oye, pues que no. Que mejor hace una de sofá viendo llover y un concierto de clavicordio mientras juega al paddel.

Estamos mayores, señores!

Antes uno iba a donde hiciera falta. A ver a Luismi, a Los Burning con una cervecita apoyados en la barra, pero si son unos abuelos por diosssss y nadie se va a romper ninguna clavícula por ir a verles.

jueves, mayo 03, 2007

Lectores de Blogs...


Casi todos los escritores de blogs que conozco, incluída moi, de las primerísimas cosas que hacemos cuando creamos uno es instalar un contador de visitas en él.

Escribir en un blog es un acto un tanto exhibicionista pero además nos incita a querer saber cuanta gente nos visita, desde dónde nos visita y cómo nos encuentra.

Así que somos una mezcla un tanto explosiva de exhibicionista-voyeaur.

Los contadores de visitas cada vez son más sofisticados y cumplen con creces las ganas de saber de un blogger. Se dan datos bastantes curiosos, de hecho. Y, para mi gusto, hasta demasiados .

Me llamó la atención, desde el principio, que la más asidua de todas mis visitas, la que entra en mi blog unas diez veces al día, sea de otro país.

Me empecé a fijar por la frecuencia. También por la intermitencia. Había días que cada veinte minutos aparecían entradas desde la misma IP. Veinte minutos exactos, incluso. Miraba los comentarios, salía y volvía a repetirse. Día tras día. Noche tras noche. Cuando llegaba el lunes y le echaba un ojo al contador veía que hasta el fin de semana la frecuencia era la misma. Como si de un bucle se tratara.

Y me empecé a intrigar.

No está de más decir que para intrigarme a mi tampoco hace falta mucho.

Me gustaba más vigilar el contador de mi blog que mi propio blog.

Si hubiera dedicado el mismo tiempo a escribir que a mirar, ahora esto parecería las páginas amarillas.

La profesión de detective siempre me ha atraído enormemente y empecé a investigar y descubrí varias cosas.

La primera de todas es que no viene a verme a mí. La pongo la primera para que quede claro que soy exhibicionista y voyeaur pero no ególatra.

La segunda es que no me entiende porque, creo, no habla español. De ahí que no me lea si no que tan solo me mire. Y no a mí, repito.

Y la última de todas las cosas que descubrí es que es una mujer.

A partir de esa tercera pista todo fue fácil. Ir hilando historias, imaginándome otras muchas, visitar los otros contadores de blogs que podían estar unidos al [sí, claro!..hay un hombre de por medio..] blog de Él y ver que esos blogs recibían las mismas visitas o incluso más.

Me pareció un tanto...obsesivo?

Pero, a la vez, me admira que una persona dedique tantos momentos de su semana entera en buscar a otra que, probablemente, sólo conoce virtualmente.

Porque esa es otra conclusión a la que he llegado: le busca.
Le persigue, le lee y va vagando de blog en blog de los relacionados con Él, buscándole a Él. Espiándonos para encontrarle a Él.

Yo no sé que pensará Él.

Yo, por mi parte, he decidido olvidarme del contador y salir del bucle en el que he entrado de ver cada veinte minutos si recibo la visita de ella.
Allá cada uno con sus blogobsesiones !