lunes, marzo 26, 2007

Un lunes al sol...


Hoy, por fin, después de casi diez días lloviendo sin parar y con esa humedad que cala los huesos, hemos visto el sol.


Se ha llenado de luz el día y ha dorado los tejados. A veces creo que somos tan meláncolicos y [en ocasiones] tan grises porque vivimos aquí. El sol es una inyección de optimismo cuando durante mucho tiempo las sombras y las nubes son las protagonistas...

Ahora, al caer la tarde, de nuevo llueve...


"Yo, cuando era joven,
te ataqué violentamente,
te demacré el rostro,
porque en verdad no eras digna de mi palabra,
sino para insultarte,
ciudad donde nací,
turbio regazo
de mi niñez, húmeda de lluvia
y ahumada de curas,
esta noche
no puedo dormir, y pienso en tus tejados,
me asalta el tiempo huido entre tus calles,
y te llamo desoladamente desde Madrid,
porque sólo tú sostienes mi mirada,
das sentido a mis pasos
sobre la tierra
".


(Blas de Otero, del poema Bilbao..)

3 comentarios:

Lalodelce dijo...

Aww! Qué melancólico poema. Me encantó la foto. Hola Camille, pasé a saludarte. Espero que salga el sol pronto!

Camille dijo...

Hola lalodelce. Gracias por la visita, esta es tu casa.

Yo también he pasado a leerte. Me ha gustado mucho la historia, como siempre.

Pedro (Glup). dijo...

Coincidimos.
http://glup2.blogspot.com/2007/03/extraa-cancin.html#links
Saludos.